CUBA ¿PROVINCIA MEXICANA? — Estante abierto. Revista electrónica de historia y política

Cuando inició de la construcción del Estado mexicano una parte de la clase política e intelectual creía que México debía ocupar el lugar que en Hispanoamérica había dejado el decadente imperio español. Soñaban a México como un imperio en más de un sentido. No sólo tenían el deseo de adoptar una forma de Estado encabezada por un emperador, sino también de que éste imperara y ejerciera su hegemonía sobre un territorio vasto, más allá de las difusas fronteras. Estaban convencidos de que el novel país podía y estaba destinado a ocupar un lugar prominente en el concierto de las grandes potencias del orbe. Este sueño imperial fue alimentado por la desbordada confianza en el potencial económico del territorio antes novohispano, al cual se esperaba agregar los de las capitanías de Yucatán, Guatemala y Cuba.

CUBA ¿PROVINCIA MEXICANA? — Estante abierto. Revista electrónica de historia y política
Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s